Música del Maestro Corberó

No es la primera vez que dedico unas líneas al Radar en este blog, y probablemente no será la última. En esta ocasión tengo el placer de celebrar la victoria judicial de Sevi, ya que ha sido absuelto en el proceso interpuesto por las entidades de gestión de los productores fonográficos (AGEDI) y de los intérpretes o ejecutantes (AIE) (con expresa condena en costas a las demandantes, además). A continuación cito un fragmento de la sentencia, os recomiendo encarecidamente su lectura (o al menos la lectura del artículo al respecto de Javier de la Cueva):

Especialmente significativa, respecto al tipo de música del bar, fue la declaración del testigo Javier R., quien manifestó que había llegado a poner sonidos de la máquina de hielo y del congelador, concretamente la denominó, “música del maestro corberó”.

Gracias Sevi, a ti y a todos los que lucháis por nuestros derechos. A ver si algunos van tomando nota.

Escuchando: We paint the town beige – Kammerfliemmer Kollektief

Anuncios

La hora de la verdad para las entidades de gestión

Una de las noticias del momento es el revuelo causado por el informe de la Comisión Nacional de la Competencia sobre las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual en España. Enrique Dans nos regala un buen resumen de la situación y Javier de la Cueva y David Bravo nos facilitan la tarea de luchar por nuestros derechos.

Juicios morales aparte, la ineficiencia económica de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual es indiscutible. Desde luego no puedo evitar acordarme de este revelador artículo titulado “SGAE, sindicalismo y “copyleft”: manual de uso”.

En cualquier caso, de lo que no cabe duda es de que se avecina un debate complejo sobre la esencia misma del derecho de propiedad intelectual e industrial, sobre su concepción tradicional y su proyección futura. Y va a ser prudencial tener presente que se otean en el horizonte conflictos derivados de la burbuja que esta perversión económica ha generado, ya que, al contrario de lo que muchos defienden, las patentes obstaculizan la innovación.

Como ya he expuesto anteriormente, y tal y como otros indican, esto va mucho más allá de las descargas… y allá cada cual con su conciencia, pero yo creo sinceramente que es el momento de actuar. Y si después de esta filípica alguien necesita aún ánimos, que se lea este texto de Eduardo Pedreño que me parece de lo más inspirador: 2060.

Audio-Entrevista a Javier de la Cueva en Radioactivos

A vuestra disposición en Mediateletipos. No tiene desperdicio, sentido común en estado puro.

Si en este país queda aún algo de vergüenza David Bravo y este caballero tendrán un monumento y calles dedicadas algún día.

Escuchando: I wanna be sexy – Ankitoner Metamars

Recomendado

Con frecuencia me gustaría disponer de más tiempo para dedicarlo a profundizar en materias que despiertan mi interés o mi curiosidad, pero, tal y como se atribuye a Talleyrand, lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Por consiguiente, no dispongo del tiempo que me gustaría para estos menesteres, ni para muchos otros (uno de ellos es este blog).

Hace bien poco informaba de que en la columna derecha de Borrador B encontraréis contenidos que considero reseñables, bajo el epígrafe “Recomendado”. En esta ocasión quiero destacar cuatro artículos que considero imprescindibles:

En primer lugar, el impecable artículo de Javier de la Cueva titulado El Copyleft como superación del Copyright: Permitido copiar. Fundamental para cualquiera que desee comprender el fenómeno copyleft y los motivos por los que el sistema legal español se encuentra a la vanguardia en estos momentos. Y que dure.

En segundo lugar, el artículo El atraco escolar, perpetrado por Javier Cuchí (y publicado también en la web de la Asociación de Internautas). Una aguda reflexión sobre uno de los asuntos de moda: informática + educación.

En tercer lugar, esta entrada del blog del IESE, publicada por el Profesor Pampillón, en la que se hace eco del discurso de Óscar Arias, Presidente de Costa Rica, en el que analiza los motivos por los que América Latina es pobre.

En cuarto lugar, esta entrada en el blog de Enrique Dans sobre el Ataque de Denegación de Servicio que instiga The Pirate Bay contra el buffete de abogados que ha representado a la IFPI en el litigio en el que el conocido portal ha sido condenado recientemente. No porque la medida me parezca acertada, que en este caso no es así, sino porque me parece muy ingeniosa.

Y paro ya, que por hoy es más que suficiente.

Escuchando: Le temps d’un voyage – Aythis

La irrelevancia de la propiedad intelectual

Para empezar, creo que el tema de la propiedad intelectual ya no es relevante, si bien seguimos discutiendo sobre propiedad intelectual, y quiero matizar esta afirmación: la propiedad intelectual no es relevante desde el momento en que tenemos un medio, que es el de Internet, donde es absolutamente imposible dotar de eficacia al Derecho de propiedad intelectual. Sabemos que el Derecho se manifiesta en tres planos: el primero de ellos es la Justicia, objeto de la Filosofía del Derecho, el segundo es la validez de la norma, objeto de la Ciencia del Derecho, y el tercero es el plano de la eficacia, objeto de la Sociología del Derecho. Desde el momento en el cual la propiedad intelectual de un objeto material ha sido transformada en la propiedad de una lista de unos y ceros, la única manera de poder hacer eficaz la propiedad intelectual de los objetos que se distribuyen en las redes es estableciendo un sistema de controles de las mismas que atentaría contra unos derechos de superior jerarquía, cuales son los derechos fundamentales; esto es: interviniendo las comunicaciones entre los ciudadanos.

Javier de la Cueva en esta entrada de Derecho de Internet titulada “Derecho y Tecnología: la apertura de las APIs”.

Escuchando: Fat hooks – Odd Nosdam

Sharemula.com: se decreta el sobreseimiento libre de las actuaciones contra una web de enlaces

Buenas noticias para todos aquellos que estamos hartos de amenazas, de campañas de desinformación, de que se nos acuse de “piratería” cuando en realidad no hacemos más que limitarnos al ejercicio del legítimo derecho a la copia privada amparado por la legislación actualmente en vigor. La noticia aquí.

Y grandes, una vez más, David Bravo y Javier de la Cueva.

Escuchando: Piazza Armerina – Corde Oblique