21

Anoche fuimos un+s cuant+s a despedir a N a la estación.

Dicen que distancia es olvido, pero no es cierto.

Pues nada borra la quemadura de los besos
-rastros de frenesí, huellas, surcos en la piel-
y la distancia nunca se ha medido en kilómetros,
sino en horas. Tú lo sabes muy bien.

Actuamos sólamente buscando placer, dicen,
si bien tengo serias dudas al respecto pues
mi experiencia no confirma esa hipótesis.

Otros dicen que el sexo ha de ser tierno, dulce…
no obstante yo nunca he creído todo
lo que se rumorea.

Algunos dicen también que tengo corazón
-jurarían que se trata de una oscura máquina-,
sin embargo por mis venas apenas circulan
más que caudales de anhelos rojizos
y de turbias caricias oxidadas.

En el fondo, bombeando nostalgia,
lo que en realidad late en mi pecho
no es otra cosa que tu corazón.

Anuncios

Un comentario en “21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s