The drone effect

 

The drone (bourdon) effect reflects the presence of a constant layer of stable pitch in a sound ensemble with no noticeable variation in intensity. Linked to music in its designation (the drone is a permanent bass note over which other elements are laid), the drone effect can also be observed in urban and industrial soundscapes. Many technical systems generate constant sounds that are close to a drone, even if the frequencies concerned are not limited to the bass range that originally characterized it.

Sonic Experience; Ed Jean-François Augoyard and Henry Torgue
McGill-Queen’s University Press (2005) (p.40-46)

Recomendación del día: esta sesión dedicada al drone, cortesía del genial Pablo Sanz Almoguera.

Escuchando: Return to Outremer – Irfan

KTL @ Ribadavia (II)

Grata velada la de ayer y muchas caras conocidas entre los asistentes.

Comenzó con Miguel Prado, a quien ya he visto anteriormente en acción. Tengo que reconocer que su actuación no acabó de convencerme en esta ocasión… la propuesta me parece interesante a nivel conceptual, si bien la puesta en práctica quizás no aporte demasiado. Experimentación, cierto, pero nada nuevo en realidad. Nada que no se haya visto antes. Nada sorprendente.

Acto seguido, Stephen O’Malley y Peter Rehberg se adueñaron del escenario para ofrecer una actuación muy, muy sólida. Tal y como era de esperar, drones, exploración de diferentes frecuencias y mucha contundencia. Buena calidad de sonido y un volumen no excesivamente alto. ¿Algún punto negativo? Una actuación demasiado breve para mi gusto; no mucho más de 35 minutos supieron a poco.

mosaico_ktl

Dato anecdótico: O’Malley estuvo sorprendentemente amable, considerando su fama de díscolo, y no tuvo ningún problema en charlar un rato con mi amigo H. Bueno, el hecho de que H sea un gran fan suyo y apareciese con los libretos de todos sus trabajos habrá ayudado bastante. Supongo.

Escuchando: Bade saba – Sussan Deyhim