Scratching

Me ha gustado encontrar este breve tutorial sobre scratching en Stage6. Yo nunca he pinchado con vinilo y el scratch no es una técnica que encaje demasiado en mis sesiones, pero supongo que muchos encontrarán curioso el tema.

Escuchando: Kill tone – Odd Nosdam

Anuncios

Miniloquios y cementerios

Curioseando me he encontrado con Los Monstruos Felices, blog del escritor Alfredo Álamo, que interesará a todos aquellos aficcionados a la literatura (sobre todo a la de terror). Me gustaría destacar que en esta bitácora hay un enlace a la web de Ediciones Efímeras (proyecto de Santiago Eximeno), que permite descargar Miniloquios y Cementerios, una antología de nanorrelatos que merece la pena. ¿Motivos? Destaco tres:

  • Microcuentos, un género que me maravilla por su capacidad para evocar y sorprender.
  • El macabro sentido del humor presente, cierta jocosidad negra y depurada que es una auténtica delicia.
  • La temática, por supuesto. El título resulta bastante aclaratorio, ¿no?

Ya me contaréis vuestras impresiones al respecto.

Defiende tu PC

Ya que en la entrada anterior saco a colación el tema de la seguridad informática, aprovecho para recomendar Defiende tu PC, un libro escrito por el ingeniero informático Sacha Fuentes y que está aún bastante vigente, a pesar de que se publicó en 2005 y la evolución tecnológica es febril. Ah, y descargable en formato pdf sin soltar ni un mísero Euro.

¿Otras recomendaciones literarias sobre la materia?

1189

Por petición popular incluyo el setlist de esta sesión.

Setlist 2007_07_02_A@lowkarma_he_1

[Grupo – Tema]

Bohren & der Club of Gore – Darkstalker
Ulver – Wheel of conclusion
Recoil – Chrome
Nic Endo – Heroines
Android Lust – Stained
Gary Numan – Down in the park
Hrafn – Crawl into dread’s labyrinth Act 1
Negru Voda – The drill
Sunn O))) – My wall
Nurse with wound – Mute bell extinction process
Israfel in Necropolis – Sycamore
Deutsch Nepal – Blowjob parasite
Steve von Till – The harpy
Fantômas – Track 14 (Album: Delirium Cordia Seq)

Adaptarse o morir

Si hay algo evidente es que el modelo de explotación de la industria discográfica, que ha sido válido durante varias décadas, llega a su fin. Si fue la tecnología la que permitió que muchos se enriqueciesen, es la tecnología la que parece devolver a los músicos al directo, a la búsqueda de patrocinios y a otros recursos, ante la dificultad para financiarse mediante la venta de música en soporte físico.

Un par de iniciativas valientes al respecto, la estadounidense Dark Winter y la lusa EnoughRecords.