La caja de Pandora

No suelo dedicar entradas a la política, pero la situación en este país comienza a ser tan surrealista que resulta difícil no caer en la tentación. Algunos ejemplos:

Y no continúo, porque podría seguir toda la mañana. ¡No olviden supervitaminarse y mineralizarse, amigos! Buena falta va a hacer.

Escuchando: Tova och konungen – Gjallarhorn

Anuncios