S.A.

Conversando con un profesional con más de 55 años de edad, director de exportación de una empresa del sector agroalimentario, salió a colación el doble significado que atribuye al acrónimo S.A.:

El primero es Sociedad Anónima.

El segundo, Sin Alma.

No hay duda, más sabe el diablo por viejo, que por diablo.