El futuro económico de China

Ahora que es evidente que hay unos hermosos nubarrones plomizos cerniéndose sobre la economía nacional (tal y como muchos anunciamos con antelación y por más que algunos hagan lo imposible por evitar la palabras crisis), quizás sea bueno echar una ojeada a nuestro alrededor. Y es que vivimos en un mundo totalmente interconectado, de modo que la crisis global campa a sus anchas por todo el planeta. Atención a las palabras del Sr. Pampillón en ¿Entrará China en una crisis económica?

Escuchando: Wasting – Cruelblackdove

Anuncios

Baidu 1 – Discográficas 0

Leo vía Barrapunto la victoria judicial del buscador Baidu y me alegro de que, al menos por una vez, se haya impuesto el sentido común. Lo que me extraña es que no se hayan producido más sorpresas legales en el ámbito de la propiedad intelectual, considerando que este concepto no tiene fundamento histórico-cultural en China; quizás sólo sea cuestión de tiempo, ahora que el país asiático juega en primera división.

Escuchando: A map of eden before the storms – Sephirot

Pekín 2008: que todos vean a qué se juega en China

Los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 son un escaparate a través del cuál China quiere mostrarse al mundo. Pero, ¿qué es lo que quiere mostrar exactamente?

En Amnistía Internacional estamos seguros de que el gobierno chino no desaprovechará la ocasión para exhibir la pujanza económica de su país, su desarrollo tecnológico, su tremenda capacidad organizativa… y tampoco nos cabe ninguna duda de que hará todo lo posible para ocultar la otra realidad de China.

Allí se producen más ejecuciones que en ningún otro lugar del mundo, y la pena de muerte se aplica sobre 68 delitos —algunos de ellos económicos— con prácticas tan escalofriantes como la extracción inmediata de los órganos de los ejecutados.

También se reprime a los periodistas, se censura Internet, se encarcela y se tortura por delitos de conciencia… Las propias autoridades chinas prometieron mejoras en los derechos humanos si su candidatura olímpica era elegida: ahora deben demostrar al mundo que cumplen esa promesa.

Mucha gente, dentro y fuera de China, espera que los Juegos Olímpicos impulsen una era de cambios en el gigante asiático, pero nosotros creemos que se necesita mucho más para mover a ese gigante.

Ahí es donde entras tú. Firma ahora nuestra petición.

Escuchando: Desire and ruin – L’Orchestre de Chambre Noir