No hay guerra más cruenta que la que se lucha contra uno mismo.

Escuchando: Favourite chord – The dolls

Anuncios