Estoy pensando que han pasado unos cuantos años desde mi última jornada de 11 horas en una oficina. ¿Será un avance o un retroceso?

Porque por momentos parece lo segundo, como es obvio.

Escuchando:

Anuncios