Es divertido ver cómo la industria discográfica da algunos pasos titubeantes para tratar de encontrar nuevas formas de hacer viable su actividad. Al menos es un cambio de actitud, eso hay que reconocerlo.

Aunque todo esto está muy bien, dudo mucho que una propuesta como slotMusic vaya a llegar muy lejos: sigo pensando que el futuro de la música pasa por la desaparición de los soportes físicos (salvo excepciones). Y, eso sí, al menos podían tener la decencia de ofrecer los contenidos en formatos abiertos y sin pérdida de calidad. Al menos no hay DRM, algo es algo.

Vía | Xataka

Escuchando: Runnin’ tapes – Sainkho Namtchylak

Anuncios