Galicia, canarias.

Comparto lo expuesto por Zor en esta entrada de su blog. Y, al mismo tiempo, no puedo dejar de pensar en el artículo de Anxel Vence.

Canarias no es Galicia

Exactamente un año después de que Galicia ardiese por sus cuatro costados, más de 13.000 personas han tenido que ser evacuadas de sus domicilios en Gran Canaria y Tenerife a causa de los incendios sin control que desde hace una semana devoran los montes de aquellas islas. Salvadas las distancias geográficas, parece lógico que los gallegos hagan comparaciones.

Al igual que entonces, la ministra de Medio Ambiente viajó ayer al archipiélago canario para tomar las oportunas medidas que exige la situación. La diferencia, si acaso, reside en que Cristina Narbona se ha limitado esta vez a prometer ayudas a los perjudicados por los incendios y a felicitar a las brigadas que luchan contra el fuego en la foresta. Ni un solo reproche al vecindario de las islas.

En modo alguno ha querido la ministra culpar a los canarios de la oleada de llamas que se ceba con sus bosques. Ni siquiera ha sugerido, como hizo aquí, que los causantes de los incendios sean bomberos “despechados” porque no les renuevan el contrato. Y ello a pesar de que el único detenido en Canarias confesó haberle dado yesca al monte bajo el pretexto de que iba a perder su empleo como agente de la lucha contra el fuego.

Tampoco quiere la ministra Narbona atribuir a la “complicidad social” de los canarios la causa de los incendios que tan lamentablemente están arrasando los bosques de las ahora desventuradas Islas Afortunadas. Y, desde luego, no se le ha ocurrido insultar a los isleños sugiriendo -como hizo el pasado agosto en Galicia- que los habitantes de las Canarias son “un pueblo muy rural, muy caciquil” que “tiene miedo de su propia debilidad”.

Esas cosas sólo se dicen en Galicia. A diferencia de los gallegos, que somos gente mansa y caballerosa con las damas, quizá los isleños -y los españoles en general- no acepten de buen grado que toda una ministra les achaque la culpa de cualquier desastre que pueda afligirlos. Tal que el de los incendios forestales, por poner un ejemplo adecuado al caso que nos ocupa.

Da un poco de apuro recordar a los gobernantes que el fuego en los bosques se rige por la famosa “regla del 30”. Esa que establece que con un viento de más de 30 kilómetros por hora, una humedad inferior al 30 por ciento y una temperatura superior a los 30 grados, la probabilidad de que se multipliquen los incendios alcanza casi el 100 por ciento.

Todas -o la mayoría- de esas circunstancias se daban el pasado verano en Galicia y ahora en las Islas Canarias. Por desgracia, la ministra encargada del Medio Ambiente parece ignorar detalles tan elementales; y acaso sea esa la razón por la que acuda a explicaciones de orden psicológico -como el “miedo de los gallegos a su propia debilidad”- para encontrar la causa de los incendios.

Suerte que tienen los canarios. Por lo que toca a Galicia, bien se podría decir que el principal azote de este pueblo no han sido las mareas negras, las inundaciones ni las vacas locas, sino los gobiernos en general.

Sobran los ejemplos. Años atrás padecimos los sarcasmos -tal vez involuntarios- de un ministro conservador de Defensa que calificaba de “esplendoroso” el estado de las playas en pleno baño de chapapote del “Prestige”. Y, poco tiempo después, tuvimos que soportar -y soportamos todavía- a una malencarada ministra socialdemócrata de Fomento que no dudó en mandar “a la mierda” el Plan Galicia con el fino estilo conceptual que la caracteriza.

Por fortuna para los vecinos de las Islas Canarias, allí no es costumbre -como en Galicia- que los gobiernos atribuyan a los ciudadanos la culpa de las desgracias que les puedan ocurrir. Y mucho menos que los insulten recurriendo al viejo y más bien trasnochado catálogo de prejuicios sobre caciques, meigas y gentes mansuelas que tanto éxito parece tener en La Moncloa. Con fuego o sin él, Galicia no es Canarias.

anxel@arrakis.es

Fuente

15 comentarios en “Galicia, canarias.

  1. En efecto: Galicia no es, por fortuna, Canarias, y espero que jamás lo sea, con o sin fuego.

    La cuestión en litigio versa sobre política, pero está claro que en Galicia la política ha sido casi siempre una fuente de contradicciones y más que nada desventajas. Lo ha sido con una dictadura, lo ha sido con un gobierno populista, y lo sigue siendo con una alianza nacionalsocialista, que es lo que en realidad guarda semejante coyuntura.

    Lamentablemente los gobiernos acuden -siempre- a explicaciones psicologistas, esto es, a explicaciones no sistemáticas de fenómenos cuyas causas y consecuencias van mucho más allá de cuestiones subjetivistas. Pero también es lamentablemente cierto que los diversos gobiernos han sido popularmente elegidos. Cada pueblo tiene lo que se merece, y a Galicia le toca por desgracia el remolque de la incultura, de la ausencia de civismo y también de la especulación. El enemigo, por mucho que nos pese, está dentro, y aún sin ser la mayoría tiene un peso considerable.

    Yo confío firmemente en el poder y en la personalidad de Galicia como región perteneciente a España, y confío en el despegue cultural de la misma. Y Galicia no son sólo políticas de refuerzo ni inversiones en infraestructuras; Galicia es mucho más que eso, pero sólo cuando los propios gallegos nos demos cuenta de ello -empezando por los políticos que dicen ser gallegos- podrá esta zona tan dichosa ser realmente algo importante. Yo que estoy lejos de Galicia sé apreciar realmente lo que Galicia puede llegar a ser.

    Zurueck zum Thema: Galicia no arde si nosotros no queremos. No depende ni de gobiernos, ni de condiciones climáticas. Depende de cultura, precisamente lo que nos falta.

    Saludos
    Absalon

  2. Yo no me meto en temas de politicas y culpas. Me da igual quien este gobernando. Cuando pasa algo asi, lo que hay que hacer es solucionarlo y no permitir que se repita, si es que puede repetirse, porque la tercera parte de la masa forestal de Gran Canaria ha desaparecido, y en Tenerife no ha quedado apenas nada de la reserva de laurisilva. Quedan muy pocas reservas de laurisilva en el mundo. Bosque terciario, que ha sobrevivido 50 millones de años a cataclismos, erupciones, extinciones… Y en un parpadeo nos lo cargamos. Hay muchas especies que no viven en ningun otro lugar del mundo, que se han quedado sin habitat. El pinzon azul, la paloma rabiche… El pino canario rebrota, la laurisilva no. Aunque lo quemes durante dias. Su corteza es durisima y cuando se quema protege el interior del fuego. Seleccion natural en unas islas en las que habia (hay) erupciones cada dos por tres.

    No entiendo esta sociedad. Solo se preocupa de las cosas a posteriori. Qu e horror que se ha quemado todo, que horror que esta el mar lleno de fuel, etc etc… Me imagino que cuando españa sea un desierto y haya que pagar al exterior por todo, la gente, no solo los politicos, empezara a preocuparse…

    De verdad, cada vez tengo mas ganas de emigrar de este pais.

  3. Un buen amigo mio es canario y era inevitable que acabasemos comentando el tema. Temas políticos a parte, lo cierto es que la mayoría de los incendios son provocados, muchos de ellos por las personas que supuestamente tienen que cuidar que no haya fuego. La incultura es tal que a eso llega la gente.

    Lo que no entiendo es como no se instaura una brigada forestal que trabaje todo el año con colaboraciones de seprona, por ejemplo. Que el monte sigue siendo monte en Enero o en Agosto. Pero sobre todo educar a la gente (si es q es posible…) porq así no vamos a ninguna parte.

    Y un año después Galicia sigue pelada…

  4. En primer lugar, un apunte. Si entendemos psicologista como relativo a psicología, decir que la psicología es una ciencia y, como tal sistemática. Lo que es indiscutible es que en muchas ocasiones la clase política recurre a la más burda demagogia para defender lo indefendible.

    Cierto es que los gobiernos han sido escogidos, pero… ¿democráticamente? Siento tener que aseverar que en este bendito país no existe democracia alguna; mientras tengamos que votar a listas cerradas, mientras no haya segunda vuelta, mientras no se utilice la consulta popular nada más que cada cuatro años, lo más que podemos reivindicar es una partidocracia. Y gracias.

    Es igualmente cierto que Galicia arrastra aún retraso e ignorancia, aunque tengo mis dudas de que el retraso y la ignorancia sean aquí mayores que en el resto de la península. El problema esencial es socioeconómico, con un pobre porcentaje del PIB nacional y una población cada vez más y más envejecida. ¿Motivos? Habría que realizar una prolija revisión histórica para meterse en harina, pero si esta comunidad hubiera tenido el apoyo financiero que tuvieron otras durante el denostado régimen del caudillo otro gallo cantaría. Pero bueno, las cosas son como son, no queremos que sean. Hay mucho por hacer.

    Galicia es una región de España, y mucho más. Debe llegar a ser una Nación reconocida como tal, dentro de una España que sólo es concebible como realidad plurinacional. Esto es sólo cuestión de tiempo.

    Cultura, sobra. Estupidez, también. Pero eso no ocurre sólo aquí.

  5. ¿Emigrar? Tendrá que ser a otra galaxia, me temo xD

    Me da la impresión de que la falta de sensibilidad no es exclusiva de este país. Al fin y al cabo no hay más que ver la evolución del planeta para constatarlo.

  6. La legislación relativa a la gestión de las áreas forestales necesita una revisión urgente, porque el sistema de las mancomunidades y demás no es operativo. . Pero claro, a ver quién es el guapo que le pone el cascabel al gato. Lo mismo ocurre con el régimen sindical, el derecho de huelga, la ley electoral, el Senado, y tantas otras cosas.

    ¿Mantenimiento de cortafuegos? ¿Vigilancia? Y, lo que es aún más complicado, ¿educar? ¿A quién le interesa educar? Lo que interesa es fomentar la liga de fútbol, promover OT y ese tipo de cuestiones trascendentales.

    Y así nos va.

  7. galicia es un cuento, como españa y europa, y con un poco de suerte dentro de 100 años será dificil explicar porque en el pasado la gente estaba dispuesta a dejarse matar por…
    blah…

  8. Con psicologista quiero definir una clase de comentarios o consideraciones relativas a la subjectividad, o lo que es en este contexto lo mismo, a la psicología individual de una persona o grupo de personas. Usted hace mención de la ciencia de la psicología, y algo relativo a la misma sería psicológico, no psicologista. Por otra parte, yo no tengo demasiado claro si la psicología puede considerarse ciencia, desde el momento en que no cierra categorialmente un área definida de la realidad; más bien tiendo a pensar que la psicología es un conjunto de disciplinas científicas. Pero no es este el tema.

    La elección de gobiernos en este pais está regulada por una constitución que se considera aceptada por los ciudadanos de un país en proceso de apertura hacia la libertad. Usted hace un crítica al sistema de elección de partidos y a la constitución de los mismos, acertada, de hecho, pero yo no diría que ello constituya ausencia de democracia, en absoluto. Otra cuestión sería entender lo que entendemos o debemos entender por democracia, y lo mismo respecto a la liberta. Sólo puede haber democracia y libertad una vez que se acepten reglas, lo que ocurre es que éstas tienen que ser previa y generalmente acordadas.

    Yo sí creo que desgraciadamente el retraso -social, no psicológico- y la incultura es mayor en Galicia que en otras zonas, y lo lamento. La cantidad de personas analfabetas en Galicia es todavía muy importante; las formas de vida rudimentarias y medievales son todavía frecuentes en grandes zonas de las provincias orientales, que no olvidemos que constituyen casi la mitad de la comunidad autónoma. Con todo ello no estoy negando que en otras zonas no haya menos problemas, no, pero me remito a la realidad que he vivido durante muchos años en el interior de Galicia, precisamente en esas zonas donde el envejecimiento de la población es un hecho insalvable.

    Claro que el problema central es económico, sin duda alguna, y la tan cacareada y pretendida plurinacionalidad española se fundamenta exclusivamente en esta problemática -aún cuando viole las normas acordadas de la constitución del país, pero este es otro tema. El sistema dictatorial del general sólo ha acentuado diferencias que ya existían. Los problemas de Galicia vienen de mucho antes. Ya los reyes católicos se encargaron de muchas cuestiones.

    Galicia no debe llegar a ser reconocida como nación porque no lo es como tal; a mí esa solución intermedia, descafeinada de nación dentro de plurinación no me convence porque no la entiendo, pero parece que está de moda semejante “solución”. Galicia es una parte de una totalidad, en la cual existe una organización determinada que no sería la misma sin alguna de las partes. En este sentido Galicia constituye una parte atributiva, al igual que las diferentes comunidades autónomas o partes de ese todo. Dicho de otra manera, no se puede alterar el estado de una de las partes sin variar el estado del resto de la totalidad, porque existe una interdependencia. De ahí mi abierta y rotunda oposición al estatuto catalán, a las iniciativas vascas y a un estatuto gallego. Y que nadie confunda aquí posturas, porque la definición de España que se ofrece -empezando por la supuesta ofrecida por el actual presidente- me parece irrisoria. Por supuesto, confío en que no se reduzca mi posicionamiento a estamentos partidistas, porque no se trata de eso.

    Saludos, he de irme a trabajar.
    Absalon

  9. Leía recientemente que, en realidad, no hay ninguna guerra en toda la historia de la humanidad que se haya producido por razones culturales; éstas pueden haber sido el detonante, pero las causas de fondo son económicas y geoestratégicas.

    Para el análisis de todo lo relativo a la cultura y a la comunicación intercultural me remito al Sr. G. Hofstede.

    La gente se deja matar por estupidez, no por otra cosa.

  10. Vayamos por partes:

    1.- Psicología

    Ciencia
    (Del lat. scientĭa).
    1. f. Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales.
    […]

    Psicología
    (De psico- y -logía).
    1. f. Parte de la filosofía que trata del alma, sus facultades y operaciones.
    2. f. Todo aquello que atañe al espíritu.
    3. f. Ciencia que estudia los procesos mentales en personas y en animales.
    […]

    Fuente:DRAE

    2.- Acerca de la ignorancia en Galicia, tomando el analfabetismo como referencia, por ejemplo:

    Galicia, no obstante, está por debajo de la media española de analfabetismo, situada en el 2,53% de la población. Ceuta y Melilla al margen -donde se registran índices del 7,33 y 8,27%, respectivamente-, las mayores tasas se dan en Extremadura (4,83), Andalucía (4,37), Castilla-La Mancha (4,3), Canarias (3,36) y Murcia (3,22). Donde menor grado de analfabetismo hay es en Cantabria (0,61), La Rioja (0,78), Asturias (0,84), Navarra (0,88), el País Vasco y Castilla y León (ambas con un 0,98%). Galicia queda justo en la mitad de la tabla.

    Fuente: La Voz de Galicia

    3. Acerca de la naturaleza de Galicia como Nación:

    Entiendo que muchas personas no compartan mi visión acerca de las realidades nacionales que ya, de forma implícita, recoge la Constitución Española [“La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”]. Yo sí creo que el modelo a seguir debe ser el de Reino Unido, de modo que dentro de un país se reconozcan diferentes nacionalidades (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte).

  11. Las definiciones contenidas en los diccionarios, particularmente en los de la real academia de la lengua, no son vinculantes, no se pase por alto, al menos a partir de ciertos niveles. LA definición aportada de ciencia no es errónea, pero sí incompleta. De hecho es una definición bastante infantil.
    En cuanto a las definiciones de psicología, ésta no es una parte de la filosofía, tal vez lo haya sido en algún momento de la metafísica. Decir que psicología es “todo aquello que atañe al espíritu” es ridículo, sencillamente. Porque si yo considero que espíritu tiene tal o cual cualidad o aptitud no acudo a la psicología para explicarlo. El espíritu así abstractamente considerado es sencillamente un idealismo, una fata morgana, algo no digno de ser considerado -y consecuentemente la definición o pretendida definición otorgada, tampoco.

    La tercera debe de ser la última en ser incorporada y no suena tan primitiva. Sin embargo, el estudio de procesos mentales no es el objeto de la psicología, sino que ello es una parte de la psicología. De nuevo una definición no errónea pero inválida. La psicología estudia o puede estudiar procesos mentales gracias a disciplinas científicas como la bioquímica, la biología, la medicina o la antropología. Y sólo a partir de estas disciplinas puede la psicología ser seria.

    Tomando el analfabetismo como referencia vemos cómo Galicia está rodeada por comunidades autònomas con un índice inferior a 1%, y solamente se supera en comunidades con una densidad de población mucho mayor -quizás haya que exceptuar Extremadura. La densidad poblacional es algo que se pasa por alto en dicha información.

    En cuanto al tema de la nación, usted mismo lo menciona como una visión particular de una cuestión, con lo que estoy de acuerdo. Otra cosa es tomar un documento como la constitución española a modo de interés. Existe una contradicción en sí misma en cuanto al concepto de nación -y de nuevo nos situamos ante un conflicto nominal. El establecimiento de nacionalidades repercute en el grado de solidaridad entre las comunidades. Y finalmente, creo que en España un sistema federalista podría solucionar muchos problemas.

    Saludos
    Absalon

  12. 1.- Fuentes

    Hay pocas fuentes que puedan considerarse realmente “vinculantes”; en lo que a la definición de psicología como ciencia se refiere, creo que podría ser interesante consultar la Encyclopedia Britannica o la Wikipedia para confirmarlo, por ejemplo.

    Acerca de los datos publicados por el INE, entiendo que los porcentajes no se han calculado dividiendo la cantidad de analfabetos de cada Comunidad Autónoma entre la población total del país, sino dividiendo la cantidad de analfabetos de cada Comunidad Autónoma entre la población total de la Comunidad Autónoma en cuestión. Así, la densidad poblacional se tendría en cuenta, como es lógico; de no ser así, ¿ante qué clase de estadística nos encontraríamos? :)

    2.- Federalismo

    La Constitución Española recogió en su momento una realidad, eso sí, dentro de los límites impuestos por las circunstancias; recordemos que la situación era complicada y, por tanto, todas las partes implicadas en el asunto, representadas por los “padres constituyentes”, tuvieron que ceder para lograr un consenso (lo habitual en toda negociación, como es obvio). Puedo garantizarte que la Constitución Española esconde un sistema federalista, eso ni lo dudes. Otra cosa es que no se pudiera formular de forma explícita en su momento.

    La existencia de un sistema federalista no implica necesariamente insolidaridad, así como el reconocimiento del Derecho a la Autodeterminación no implica necesariamente un ejercicio de secesión territorial. A efectos de velar por la solidaridad del sistema existen múltiples herramientas, como el Fondo de Compensación Interterritorial.

    De lo que no me cabe ninguna duda es de que con la cesión de ciertas competencias tributarias y con la regulación de ciertos regímenes (como el tristemente célebre estatut) sí se pone en peligro la solidaridad interterritorial.

  13. En efecto, has nombrado uno de los que para mí figura entre los objetos fundamentales de revisión, necesaria por cierto: la legislación del suelo, ya sea urbano y edificable, ya sea forestal. Y creo que en este punto existe una tremenda maraña de sabotajes y delegaciones, y con tanto delegar, al final el encargado más próximo de las áreas urbanas y forestales suelen ser miembros de ayuntamientos o sus concejales. Y no pasemos por alto que en un país con una densidad de población tan dispersa como España ello puede tener consecuencias incalculables, como de hecho ocurre. No creo que sea adecuado que concejales de ayuntamientos o alcaldes detenten tamaña responsabilidad sobre la gestión y administración del suelo. La Xunta, Generalitat, y en definitiva el Estado sólo actúan en casos concretos, y así anda la cosa…

    Saludos.
    Absalon

  14. Esa es una explicación de raigambre marxista que aún no ha sido derribada, tal vez porque sea muy cierta.
    Parafraseando a un viejo filósofo, de los pocos que quedan, no hay guerras justas o injustas; tan sólo guerras más productivas y guerras menos productivas.

    Y creo que no está fuera de lugar.
    Absalón

  15. El hecho de que la gestión y ordenación del suelo, tanto rústico como urbano, dependa de los municipios no me parece inadecuado, de hecho nadie sabe mejor de las necesidades existentes en ese sentido que aquellos más cercanos. Acercar las Administraciones Públicas al ciudadano me parece adecuado, por no decir de sentido común.

    Aún así, es evidente que en la práctica este planteamiento está generando innumerables conflictos de interés:

    – Por una parte, el urbanismo es la mayor fuente de financiación de los ayuntamientos. Considerando, además, las ingentes cantidades de dinero que mueve la construcción, las necesidades de financiación de los partidos y el país en que vivimos (un país cada vez más individualista en el que el fin justifica los medios), la falta de control eficaz sobre aquellos que administran el patrimonio público deriva en lo que deriva.

    – Por otra parte, el factor que ha sido más decisivo en la generación de la burbuja inmobiliaria que presenciamos hoy por hoy. España es el único país de la UE en el que las plusvalías que genera el suelo edificable repercuten exclusivamente en los titulares del terreno (dejando aparte la satisfacción de los tributos pertinentes). A mí me da la risa cuando escucho las críticas a los promotores inmobiliarios porque, si bien es cierto que en ocasiones son justificadas, el promotor no es responsable de que el precio del suelo que necesita para edificar dependa única y exclusivamente de la ley de la oferta y la demanda. Y claro, las corporaciones municipales se encargan de la que oferta sea escasa y los propietarios de los terrenos se encargan de que los precios se incrementen de forma exponencial.

    Un gran logro colectivo, vamos xD

Los comentarios están cerrados.