“The Guinnes big fake”

La primera referencia en relación a este “falso anuncio” me llegó a través de peregrinodelasrías, aunque la noticia se ha propagado como la pólvora y blogs de toda índole le han prestado atención. En especial los dedicados al márketing, tal y como se puede comprobar en estas entradas de taller d3 o The Orange Market.

Aunque no sea políticamente correcto, tengo que decir que me parece una pieza brillante. Todo un ejemplo de cómo impactar invirtiendo pocos medios, recurriendo a un tema habitual (sexo) de forma directa, pero no explícita. Y, además, con mucho, pero que mucho sentido del humor. Humor negro, provocativo y caricaturesco, de ése que me gusta, ya sabéis.

Me pregunto, como suelo hacer, si se habría levantado tanto revuelo en el caso de que los roles sexuales fuesen distintos. Apuesto a que no hubiera levantado tantas ampollas, desde luego.

Escuchando: O Death – Diamanda Galas

Anuncios

“Ono es como las cosas buenas”

En esta ocasión voy a destacar una campaña publicitaria que no me gusta. Creo sinceramente que el copy que ideó el eslogan estuvo poco inspirado y la razón por la que realizo esta aseveración es muy sencilla. Si nos paramos a analizar la frase podemos preguntarnos… ¿Ono es como las cosas buenas? ¿Quiere decir eso que no es una cosa buena, sino un mero sucedáneo? ¿Un remedo? ¿Nos quieren dar gato por liebre con algo que es como las cosas buenas, pero que en el fondo no lo es?

Que alguien me lo explique, por favor. Y conste que no tengo ninguna relación comercial con Ono. Por tanto, no puedo entrar a valorar sus servicios, sino tan sólo esta campaña publicitaria en concreto.

Escuchando: Drake – Beth Gibbons & Rustin Man