La receta del Sr. Manson

Tomamos una coctelera y vamos vertiendo en su interior los siguientes ingredientes:

1/4 de riffs y ruidismo industrial, cortesía de NIN y White zombie + 1/4 de glam andrógino y camaleónico a lo David Bowie + 1/4 de parafernalia oscurantista y espectacular made in Alice Cooper + 1/4 polémica barata + Una pizca de talento, unas ralladuras de excelente producción y trabajo en estudio y muuuuuuuuucha promoción mediática (en gran parte gratuita gracias al elemento previo).

Y todo esto bien agitado, no batido. Sírvase con hielo frappè.

Pues sí. Es cierto que no hace nada exactamente nuevo. Pero lo que hace lo hace bien, eso hay que reconocérselo.

Anuncios